25 de octubre de 2016

Concurso cuento corto: LA ESTRELLA DE DUJAN


 
 
CUENTO
LA ESTRELLA DE DUJAN
 
Son casi las 12 de la noche… y ahí está él… sí, él Dujan, sentado desde muy temprano con sus harapos casi indivisos, su rostro tierno tal cual refleja un niño de ocho años, imaginando y creando cosas que para otros puede ser imposible de concebir. 
 
-Como para ti. ¿Apuesto a que no sabrás cual será el final de este cuento? ¡Pero… aun así te invito a continuar!
 
Él siempre vigilante, montado en un inmenso árbol, pues desde ahí logra divisar todo lo que pasa en su pequeña aldea ubicada en zona rural de Montesoy, aislado de todos debido a los rechazos que recibe de sus amigos por ser el diferente de su clase.
 
Incluso Dujan llego a pensar reiteradamente que estaba enfermo pero… él sabía que no pertenecía a este mundo.
 
A pesar de su corta edad tenía sus metas muy claras, había nacido con algo en particular, algo que ni tu ni yo sabremos, solo hasta el final de este cuento.
 
La mayoría de sus habitantes se dedicaban a la agricultura y a la minería, y los más pudientes eran los dueños de los cultivos.
 
Lastimosamente Dujan no pertenecía ni al uno ni al otro. él al igual que su familia eran los recicladores de la aldea, ganaban el dinero recogiendo todo lo que desechaban los aldeanos, su padre reunía todo lo que la gente despreciaba y los transformaba en cosas hermosas que luego vendía en la plaza para poder subsistir.
 
Dujan sabía que, lo que hacía su padre era algo realmente hermoso y vivía agradecido porque eso era lo que le permitía el sustento para su familia. Pero, sentía que le faltaba algo a su vida, algo que su familia no alcanzaba a percibir.
 
Y así fue pasando los días, las horas y los años de Dujan. Hasta que…
En la mañana de primavera antes de rayar el alba, Dujan se levantó con el sentimiento que desde chico lo atormentaba! Pero esta vez era mas y mas fuerte, sus piel sudaba, el corazón latía apresuradamente sus labios eran secos como un árido desierto, que incluso Dujan llego a pensar que caía en un sueño profundo.
 
Hasta que… pronto empezó a llegar la tranquilidad, una luz blanca salió por el costado derecho de su cama, no le permitían ver el rostro de aquella luz que iluminaba de manera intensa, cuando… salió una sutil voz de aquella luz diciéndole.
– ¡Dujan Dujan!
 
– ¡Tu tiempo ha llegado, tus temores déjalos ir para que puedas descubrir lo que te hará feliz!
 
– ¿sabes quién eres? (Preguntaba aquella voz)
 
– ¡tu hora a llegado Dujan!
 
El joven no comprendía lo que pasaba, hasta que la luz se fue disminuyendo poco a poco y cuando se apago por completo dejo una piedra que alumbraba intensamente.
 
Dujan la recogió y de nuevo se acostó en su cama, pensando que todo había sido un sueño y que al abrir sus ojos al amanecer todo habría pasado.
 
Pasaron dos días para que Dujan despertara y cuando lo hizo se sentía en el aire, su cuerpo era tan liviano que podría trasladarse de un lado al otro solo con el soplar del viento, las piedrecita dorada se había esparcido por todo su cuerpo y alrededor solo observaba millones de luces doradas que alumbraban con la misma intensidad que lo hacia él.
 
Desde lejos veía una señora sentada en un gran palacio mirando hacia el firmamento azabache diciendo:
 
–Gracias hijo, gracias Dujan
 
El joven se había convertido en una estrella dejándoles una gran fortuna a sus padres a cambio de la piedrecita de dorada él sabía que no pertenecía a este mundo Dujan estaba feliz, le había encontrado el propósito a su vida cuidar desde arriba, desde lo más alto lo que el mas había querido.
 
Colorín colorado este cuento se ha acabado vuélvase mentira vuélvase verdad si no has quedado contento que Dujan desde el firmamento te los vuelva a contar.
 
Fin…
 
Seudónimo: Antopeya

7 comentarios:

  1. QUE BUEN CUENTO, ATRAPA DESDE EL PRINCIPIO... QUEDE CON GANAS DE MAS

    ResponderEliminar
  2. Me gusta los recursos audiovisuales que usa, la trama argumental. Creo que vas definiendo un estilo como autora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias,quiero invitarte a que descubras mas de mis cuentos en mi blog
      https://explorando-mun2.blogspot.com.co/
      bendiciones

      Eliminar
  3. Escupendo que gran creatividad.
    Sin palabras..
    Que buen texto, felicidades!!

    ResponderEliminar
  4. Vaya cuento, es muy bueno, felicidades!

    ResponderEliminar
  5. Cuento para dejar volar la imaginación.
    En un principio un misterio de quién es Dujan en realidad.
    Muy buena narración. Al final no lo entender con claridad que tesoro dejo Dujan a su familia. Será la piedra dorada que dejó aquella luz?
    La piedra dorada se exparcio en su cuerpo y se fue con el.
    Felicitaciones Xiomi, .
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario,quiero invitarte a que descubras mas de mis cuentos y escritos en mi blog
      https://explorando-mun2.blogspot.com.co/
      bendiciones

      Eliminar

Tus comentarios enriquecen nuestra Biblioteca ¡Gracias por Visitarnos!

Mural del despecho: lo que nunca te dije