27 de octubre de 2017

Concurso de Cuento corto: La Paz se hace letra 20.17 : EL HADA



EL HADA

Todos en algún momento hemos oído hablar de las Hadas, muchos autores las describen como seres mágicos y bellos que usan su magia para cuidar la naturaleza, otros las muestran no tan amigables sino como seres que perturban el ambiente; la verdad hasta el día de hoy yo nunca había dado mi opinión respecto al tema, pero sucesos previos me obligan a realizar este escrito.

Todo comenzó En julio 20 de 1996; ese día a las 5 de la tarde llegue a Finlandia, soy biólogo y viaje con el propósito de estudiar algunas plantas; entre ellas la Angélica, una flor blanca y delicada que crece en muy pocos lugares. Fui Gracias a un laboratorio que tenía una hipótesis respecto a diferentes usos curativos que esta podría tener. El personal del laboratorio nos recogió en el Aeropuerto para llevarnos a conocer las instalaciones, nos indicaron cuales eran las funciones que debíamos realizar y también nos hablaron un poco de la Angélica, y de los usos que ellos creían, se le podían dar.

Cuando salimos del laboratorio pude conocer al grupo con el que trabajaría por los siguientes 6 meses. Todos nos hospedamos en el hotel Plaza, uno de los mejores hoteles en filandria; Aunque quería recorrer el hotel, apenas vi la cama me dormí, había llegado muy cansado.

Agosto 21 de 1996 Ha pasado un mes desde la última vez que escribí, he estado muy ocupado, tenemos que hacer informes todos los días, y estos quitan mucho tiempo. Con la flor no hemos avanzado mucho, mis compañeros son buenas personas y la pasó bien con ellos, pero lastimosamente no hemos avanzado mucho con las pruebas, así que he pensado que podría llevarme algunas de las flores a mi casa para realizarles más pruebas, y así no perder el tiempo.

Octubre 24 de 1996 ha pasado algo asombroso, hace 2 meses me traje las Angélicas a mi casa con el fin de dedicarles una mayor parte de mí tiempo y así terminar las investigaciones en el tiempo acordado. Resulta que aquí en mi casa comenzaron a suceder algunos sucesos muy extraños, un mejor olor en la casa, las cortinas y los tapetes más limpios, brillo en las mesas y ventanas, etc. Al principio fueron cosas muy sutiles pero hoy creo que he visto algo volando, y no algo normal, se alcanzaba a notar la sombra de una chica. Aunque esto genera un poco de miedo, la curiosidad me gano y recorrí toda la casa en su búsqueda pero no la volví a ver.

Diciembre 21 de 1996 este día fue en realidad mágico, lamento no haber escrito antes…, la chica que creí haber visto volvió, hace unas semanas la descubrí regando las flores y la atrape para por fin hablar con ella, se llama angélica y según dice es un Hada, ella cuenta que solo aparece cuando sus flores se sienten seguras, también dice que es la primera vez que habla con un humano. Deseo saber más de ella, pero es algo reservada, creo que no la soltare hasta que decida contarme un poco más.

Diciembre 30 de 1996 ya la chica ha hablado, me cuenta que viene de muy lejos, también que para cada flor hay un hada destinada como su guardiana, cuenta que todas son diferentes y cada una tiene un don dependiendo la flor que protejan, también me ha dicho que ellas viven de acuerdo a lo que viva la flor, y que es imposible ver morir a un hada, también me advirtió que si una persona intenta matar a un hada obtiene una maldición sobre él, aunque creo que me lo dice porque piensa que le hare daño.

Enero 4 de 1996 el hada últimamente se ve muy decaída y más pálida de lo normal, estoy preocupado, siento que si muere sea por mi culpa.


Me he despertado de repente tuve un sueño muy extraño, miro a ambos lados y parece que estoy en un avión, junto a mí un asiento vacío y en él una flor, parece una Angélica, la tomo en mis manos y voy a buscar a la azafata, para que me diga a donde voy. Esta dice que voy camino a Finlandia

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen nuestra Biblioteca ¡Gracias por Visitarnos!

Mural del despecho: lo que nunca te dije