9 de noviembre de 2017

Concurso de Cuento corto: La Paz se hace letra 20.17: Pequeño dilema


Pequeño dilema


Hace un día de perros, primero perdió el autobús, le ha tocado caminar a la escuela y ahora ésto. En frente suyo está una anciana, aunque no parece tan anciana ahora que la ve más de cerca, el caso es que se cayó, o se agachó a recoger una moneda y ya no se pudo levantar, quien sabe.
Está a unos 30 pasos de él, que ya tiene un plan estructurado para solucionar la situación; la cosa va así, se acercará como quien no quiere la cosa y cuando pase por su lado se agachará casualmente y le ayudará a pararse. No, no, no, no, no, mejor no, lo más adecuado es preguntarle primero si necesita ayuda ¿verdad?, después de todo hay mucha gente orgullosa en este mundo y tal vez prefiera levantarse sola o tal vez esté loca y simplemente se haya tirado al suelo por gusto.
Se decide finalmente a ayudarla, nadie puede ser tan orgulloso para no dejarse ayudar y la señora no aparenta estar loca realmente.
Cada vez se acerca más a ella y cuando se está aclarando ya la garganta para empezar con su plan se detiene a dos pasos de alcanzarla, con las manos sudorosas y la respiración acelerada; cuenta hasta tres mentalmente, modula la respiración lo mejor que puede, se seca las manos en el pantalón y saca de su bolsillo un par de audífonos, se los pone y camina derecho sin voltear a mirar, fingiendo que no nota nada. Ya aparecerá alguien que le ayude.

D.M.A

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen nuestra Biblioteca ¡Gracias por Visitarnos!

Mural del despecho: lo que nunca te dije