23 de febrero de 2017

Cartas al desamor: "Sí me acuerdo de ti"


Amor, Anti San Valentín, Concurso Las cartas al desamor, Desamor, División de Bibliotecas, Estudiantes Universitarios, Univalle,


No te puedo perdonar. Lo intenté, creeme. Pero la traición, el desazón de saberse prescindible y la horrible realización de ser tomada por idiota, me inundan al pensar en ti. ¿Recuerdas aquella primera carta? Aun me siento avergonzada de aquellas palabras, tan estúpidas e inocentes, tan cargadas de sentimientos que nunca entendiste.

Me aterra pensar que fuiste un antes y un después. Recuerdo aquel primer beso, el toque delicado de tus labios y el horrible dolor en el pecho ¿Fue así la primera vez o he manchado el recuerdo?

Odio pensar que fuiste único ¿Dónde queda el porvenir si así es? No te quiero de vuelta, pero tampoco logro perdonarte y eso me consume. Ojalá no me importarás, ojalá conociera a otra persona, ojalá no te hubiese conocido.

Te he visto pasar y quiero creer que me es indiferente, que todo esto es solo el escozor de mi orgullo herido. Ojalá te remuerda la conciencia, ojalá me pienses de vez en cuando. Sería patético que solo yo pensará en ti.

Sé que no debería arrepentirme de lo sucedido, el azar lo quiso así. Pero podría haber sido alguien más amable y más honesto. ¿Qué vi en ti? No eras especial, eras solo un muchacho que posó sus ojos en mí y me hizo pensar que era interesante, que importaba.

Tengo miedo, tengo miedo de buscarte en otros muchachos, de buscar otro idiota como vos, de no saber apreciar a otros y terminar sola. Tengo miedo de que nunca nadie piense que soy interesante y que si alguien lo hace, me traicione, como vos.

Pronto esto acabará, pronto encontraré a otra persona. Y tú pasaras a la historia, como aquel muchacho de sonrisas fingidas y moretones en el cuello, aquel muchacho que no merecía ni siquiera una mirada de mi parte. Otros labios ocuparán mis labios y otros ojos llenarán mis sueños. Entonces me serás indiferente y por fin, seré libre.


Ojos cansados. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen nuestra Biblioteca ¡Gracias por Visitarnos!

Mural del despecho: lo que nunca te dije